Una Oración por las Finanzas

Una Oración por las Finanzas

La economía es una de las áreas en la que la mayoría de nosotros padecemos en mas de algún momento en la vida. Y es que la falta de dinero provoca un efecto domino en muchas áreas de nuestra vida.

Estar sumamente endeudado, es muy triste, porque ganas solamente para pagar tus facturas y abonar a tus deudas. Realmente es difícil ver como cada fecha de pago nuestro dinero desaparece por deudas pendientes o gastos que adelantamos con tarjetas de créditos que lejos de ayudarnos vinieron a provocar más endeudamiento del que podemos pagar.

Yo sé que estar parado allí, en medio del caos financiero, esperando un milagro que no aparece por ningún lado. Sé la impotencia que se siente al ver que lo poco que ganas apenas alcanza para pagar tus deudas.

Muchos pueden pensar que la vida siempre nos sonríe, pero para que la vida comience a sonreír, casi siempre tiene que haber un desierto que cruzar o una tormenta que sobrevivir.

Y es que la única forma de conocer a un Dios Proveedor es a través de la escases, no hay otra forma de que Dios se pueda manifestar a nuestra vida como Proveedor si no hay problemas económicos.

Posiblemente muchos de los que hoy me leen están pasando problemas económicos muy fuertes, muchos quizá sin un trabajo, otros con un empleo en el que ganan muy poco que apenas alcanza para pagar las facturas que se producen mensualmente.

Quizá muchos de los que hoy me leen han pedido a Dios que todo se solucione, pero hasta el momento no pasa nada, muchos quizá creen que Dios no esta interesado en su problema o que simplemente Él no los escucha, pero la realidad es que Dios esta al tanto de todo, la realidad es que Dios siempre escucha y no hay nada que se le escape.

Hoy quiero humildemente darte algunos consejos que pueden ayudarte a salir de esos problemas económicos:

Primero: Ora a Dios: a pesar que creas que Dios no te escucha, debes de orar siempre a Dios pidiéndole su ayuda en tu necesidad. No debes dejar de orar, aun cuando no creas que algo suceda, tienes que seguir orando, porque la Biblia dice: “Sigue pidiendo y recibirás lo que pides; sigue buscando y encontrarás; sigue llamando, y la puerta se te abrirá. Pues todo el que pide, recibe; todo el que busca, encuentra; y a todo el que llama, se le abrirá la puerta.” Mateo 7:7-8 (Nueva Traducción Viviente). ¡No te canses de orar!, estoy seguro que Dios te responderá.

Segundo: Dale a Dios la parte que le corresponde: muchos no diezman a Dios, yo no soy tu pastor ni voy a tu Iglesia, pero es necesario que comprendamos la importancia de dar a Dios lo que le corresponde. Si tú eres de las personas que no diezman porque creen que al hacerlo no les alcanzara para pagar sus deudas, entonces es obvio que no te alcance. Cuando decidimos darle a Dios LA PARTE QUE LE CORRESPONDE, Dios lo ve con buenos ojos y nos pueda dar aun más. Pero si desde lo poco no somos fieles con Él, ¿Cómo le seremos fiel en lo mucho?, La Biblia dice: “Traigan todos los diezmos al depósito del templo, para que haya suficiente comida en mi casa. Si lo hacen —dice el Señor de los Ejércitos Celestiales— les abriré las ventanas de los cielos. ¡Derramaré una bendición tan grande que no tendrán suficiente espacio para guardarla! ¡Inténtenlo! ¡Pónganme a prueba!” Malaquías 3:10 (Nueva Traducción Viviente). Dale a Dios la parte que le corresponde y dentro de un tiempo cuéntame si no te fue mejor, estoy seguro que te ira mucho mejor, porque cuando somos fieles a Dios, Él provee te lo digo por experiencia propia.

Tercero, Administra muy bien lo que tienes: Esto es importante, ya que en ocasiones administramos muy mal nuestros ingresos, gastamos mucho los primeros días luego de recibir nuestro pago y terminamos contando los días para que llegue el siguiente pago. Tú puedes ganar poco dinero, pero cuando lo “poco” se administra bien, podemos hacer que se convierta en mucho, ¿Cómo?, comprando bien, invirtiéndolo bien, hacer una lista de pagos mensuales te puede ayudar para ver cuando vas a pagar o gastar, y cuanto vas a ingresar. La Biblia dice: “La mano negligente empobrece; Mas la mano de los diligentes enriquece.” Proverbios 10:4 (Reina-Valera 1960).

Cuarto, Sé realista en tu estilo de vida: El problema de la mayoría es que quiere tener una estilo de vida fuera de su realidad. Si no puedes comprarte ropa que vale mucho dinero, pues ¡No la compres!, si no te alcanza el dinero para comprarte unos zapatos de mucho valor, pues ¡No te los compres!, el problema de nosotros es que estamos siendo absorbidos por el comercio y la moda y eso nos lleva creer que si no tenemos las mejores cosas no estamos al día, o no estamos en el nivel que tenemos que estar. Pero, ¿Y si no te los puedes pagar?, conozco personas que se endeudan mas de lo debido porque quieren tener un estilo de vida diferente a lo que su realidad financiera les puede dar. La Biblia dice: “Los pensamientos del diligente ciertamente tienden a la abundancia; Mas todo el que se apresura alocadamente, de cierto va a la pobreza.” Proverbios 21:5 (Reina-Valera 1960). 

Quinto, ten fe porque Dios siempre te dará lo necesario: Hay algo que no logramos entender y es que a pesar de todo Dios siempre nos dará lo necesario. Ahora bien, ¿Qué es lo necesario para ti? Si te lo preguntara personalmente estoy seguro que me dirías por lo menos cinco cosas que realmente no son necesarias, pero que tú las miras como necesarias y urgentes. Ahora bien, Dios que te conoce muy bien, sabe realmente que cosas SI SON NECESARIAS en tu vida y Él te las proveerá. No confundamos términos, no creamos que algo es necesario, cuando en realidad no lo es, abramos los ojos y démonos cuenta que Dios provee lo necesario. La Biblia dice: “Dios da la semilla que se siembra y el pan que nos alimenta, así que también les dará a ustedes todo lo necesario, y hará que tengan cada vez más, para que puedan ayudar a otros.” 2 Corintios 9:10 (Traducción en lenguaje actual). Hay cosas que simplemente no son necesarias y aunque tú las veas como “necesarias”, Dios si sabe que cosas si son necesarias en tu vida y Él tendrá cuidado de dártelas.

Amados hermanos, pueda que en este momento estén viviendo una de las peores crisis económicas de su vida, pueda que la fe de a poco se les va terminando, quizá en algunos momentos han pensando que su actual estado nunca mejorará, pero hoy quiero animarlos con plena convicción a creer en que DIOS ES FIEL y que Él obrará en sus vidas.

Yo he sido testigo del Dios Proveedor que les hablo, yo he podido ver como Él obra de manera que nunca imaginamos. Él puede abrir puertas donde no las hay, puede proveerte a través del medio que nunca pensaste o que no tenias planeado, Él puede hacer de lo que no es, algo que sea, por eso te animo a seguir creyendo, a seguir confiando.

Toma en cuenta los consejos que hoy humildemente te escribo y dentro de un tiempo veras como Dios comenzara a poner en orden tu vida financiera.

Para terminar hoy quiero orar por tu vida, para que Dios ponga en tú ser la fe que necesitas para creer que las cosas mejorarán y para que tengas la determinación de tomar ciertas decisiones para administrar bien lo que actualmente tienes o recibes:

“Padre que estas en los cielos, te doy gracias por cada una de las personas que este día estan leyendo estas líneas, tu conoces su actual estado económico, tú sabes los problemas que ellos están pasando, a ti no se te ha escapado ningún detalle. Hoy quiero interceder por ellos, hoy quiero pedirte con todo mi corazón que puedas abrir puertas donde no las hay, que puedas proveer trabajo a aquella persona que no tiene, que esas hojas de vida o currículum sean efectivos, que esa llamada que están esperando la pueda recibir hoy o en los próximos días. Padre bendito, yo creo en tu Poder y en tu Capacidad para hacer de lo que no es, algo que sea. Por favor mi Dios, hoy te pido que puedas proveer a esas familias que la están pasando muy mal, por favor Dios mío, mándales la provisión por el medio que menos pensaron y muéstrate a sus vidas como ese Dios Proveedor. También te pido para que les des mucha sabiduría para administrar lo que tienen, o lo que reciben. Por favor Señor, pon en su corazón el deseo de comenzar a vivir conforme a su realidad, hazles entender lo importante que es darte a ti, la parte que te corresponde, pero sobre todo pon en cada uno de ellos el deseo de mejorar sus finanzas a través de la buena administración. Quita aquel deseo incontrolable de gastar o endeudarse, por favor dales el dominio propio necesario para decir NO a cosas que realmente no pueden comprar y que no necesitan. Señor, con todo mi corazón te pido que obres, que vean cómo a ti no se te escapa nada y como tú siempre tuviste cuidado de sus necesidades, por favor, obra en sus vidas y que en las próximas semanas puedan ver como su vida financiera mejora en gran manera gracias a ti. Padre Santo, todo te lo pido en el Nombre Poderoso de Jesús, Amén”

Si hiciste esta oración y en las próximas horas, días o semanas ves como Dios comienza a bendecirte en el área económica, quiero que me escribas y me cuentes tu testimonio para compartirlo con otros y vean como Dios sí responde a nuestra peticiones, te invito a que me escribas a: [email protected] estaré muy contento de leer tu testimonio.

¡Tenemos a un Dios Proveedor que es capaz de abrir las puertas que nunca imaginamos que pudieran abrirse!

“Miren los pajaritos que vuelan por el aire. Ellos no siembran ni cosechan, ni guardan semillas en graneros. Sin embargo, Dios, el Padre que está en el cielo, les da todo lo que necesitan. ¡Y ustedes son más importantes que ellos!” 

Mateo 6:26 (Traducción en lenguaje actual)

Autor: Enrique Monterroza

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Autorizado para publicarse simultáneamente en: www.devocionaldiario.comwww.enriquemonterroza.com y http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

Una Oración por las Finanzas

La economía es una de las áreas en la que la mayoría de nosotros padecemos en mas de algún momento en la vida. Y es que la falta de dinero provoca un efecto domino en muchas áreas de nuestra vida.

Estar sumamente endeudado, es muy triste, porque ganas solamente para pagar tus facturas y abonar a tus deudas. Realmente es difícil ver como cada fecha de pago nuestro dinero desaparece por deudas pendientes o gastos que adelantamos con tarjetas de créditos que lejos de ayudarnos vinieron a provocar más endeudamiento del que podemos pagar.

Yo sé que estar parado allí, en medio del caos financiero, esperando un milagro que no aparece por ningún lado. Sé la impotencia que se siente al ver que lo poco que ganas apenas alcanza para pagar tus deudas.

Muchos pueden pensar que la vida siempre nos sonríe, pero para que la vida comience a sonreír, casi siempre tiene que haber un desierto que cruzar o una tormenta que sobrevivir.

Y es que la única forma de conocer a un Dios Proveedor es a través de la escases, no hay otra forma de que Dios se pueda manifestar a nuestra vida como Proveedor si no hay problemas económicos.

Posiblemente muchos de los que hoy me leen están pasando problemas económicos muy fuertes, muchos quizá sin un trabajo, otros con un empleo en el que ganan muy poco que apenas alcanza para pagar las facturas que se producen mensualmente.

Quizá muchos de los que hoy me leen han pedido a Dios que todo se solucione, pero hasta el momento no pasa nada, muchos quizá creen que Dios no esta interesado en su problema o que simplemente Él no los escucha, pero la realidad es que Dios esta al tanto de todo, la realidad es que Dios siempre escucha y no hay nada que se le escape.

Hoy quiero humildemente darte algunos consejos que pueden ayudarte a salir de esos problemas económicos:

Primero: Ora a Dios: a pesar que creas que Dios no te escucha, debes de orar siempre a Dios pidiéndole su ayuda en tu necesidad. No debes dejar de orar, aun cuando no creas que algo suceda, tienes que seguir orando, porque la Biblia dice: “Sigue pidiendo y recibirás lo que pides; sigue buscando y encontrarás; sigue llamando, y la puerta se te abrirá. Pues todo el que pide, recibe; todo el que busca, encuentra; y a todo el que llama, se le abrirá la puerta.” Mateo 7:7-8 (Nueva Traducción Viviente). ¡No te canses de orar!, estoy seguro que Dios te responderá.

Segundo: Dale a Dios la parte que le corresponde: muchos no diezman a Dios, yo no soy tu pastor ni voy a tu Iglesia, pero es necesario que comprendamos la importancia de dar a Dios lo que le corresponde. Si tú eres de las personas que no diezman porque creen que al hacerlo no les alcanzara para pagar sus deudas, entonces es obvio que no te alcance. Cuando decidimos darle a Dios LA PARTE QUE LE CORRESPONDE, Dios lo ve con buenos ojos y nos pueda dar aun más. Pero si desde lo poco no somos fieles con Él, ¿Cómo le seremos fiel en lo mucho?, La Biblia dice: “Traigan todos los diezmos al depósito del templo, para que haya suficiente comida en mi casa. Si lo hacen —dice el Señor de los Ejércitos Celestiales— les abriré las ventanas de los cielos. ¡Derramaré una bendición tan grande que no tendrán suficiente espacio para guardarla! ¡Inténtenlo! ¡Pónganme a prueba!” Malaquías 3:10 (Nueva Traducción Viviente). Dale a Dios la parte que le corresponde y dentro de un tiempo cuéntame si no te fue mejor, estoy seguro que te ira mucho mejor, porque cuando somos fieles a Dios, Él provee te lo digo por experiencia propia.

Tercero, Administra muy bien lo que tienes: Esto es importante, ya que en ocasiones administramos muy mal nuestros ingresos, gastamos mucho los primeros días luego de recibir nuestro pago y terminamos contando los días para que llegue el siguiente pago. Tú puedes ganar poco dinero, pero cuando lo “poco” se administra bien, podemos hacer que se convierta en mucho, ¿Cómo?, comprando bien, invirtiéndolo bien, hacer una lista de pagos mensuales te puede ayudar para ver cuando vas a pagar o gastar, y cuanto vas a ingresar. La Biblia dice: “La mano negligente empobrece; Mas la mano de los diligentes enriquece.” Proverbios 10:4 (Reina-Valera 1960).

Cuarto, Sé realista en tu estilo de vida: El problema de la mayoría es que quiere tener una estilo de vida fuera de su realidad. Si no puedes comprarte ropa que vale mucho dinero, pues ¡No la compres!, si no te alcanza el dinero para comprarte unos zapatos de mucho valor, pues ¡No te los compres!, el problema de nosotros es que estamos siendo absorbidos por el comercio y la moda y eso nos lleva creer que si no tenemos las mejores cosas no estamos al día, o no estamos en el nivel que tenemos que estar. Pero, ¿Y si no te los puedes pagar?, conozco personas que se endeudan mas de lo debido porque quieren tener un estilo de vida diferente a lo que su realidad financiera les puede dar. La Biblia dice: “Los pensamientos del diligente ciertamente tienden a la abundancia; Mas todo el que se apresura alocadamente, de cierto va a la pobreza.” Proverbios 21:5 (Reina-Valera 1960). 

Quinto, ten fe porque Dios siempre te dará lo necesario: Hay algo que no logramos entender y es que a pesar de todo Dios siempre nos dará lo necesario. Ahora bien, ¿Qué es lo necesario para ti? Si te lo preguntara personalmente estoy seguro que me dirías por lo menos cinco cosas que realmente no son necesarias, pero que tú las miras como necesarias y urgentes. Ahora bien, Dios que te conoce muy bien, sabe realmente que cosas SI SON NECESARIAS en tu vida y Él te las proveerá. No confundamos términos, no creamos que algo es necesario, cuando en realidad no lo es, abramos los ojos y démonos cuenta que Dios provee lo necesario. La Biblia dice: “Dios da la semilla que se siembra y el pan que nos alimenta, así que también les dará a ustedes todo lo necesario, y hará que tengan cada vez más, para que puedan ayudar a otros.” 2 Corintios 9:10 (Traducción en lenguaje actual). Hay cosas que simplemente no son necesarias y aunque tú las veas como “necesarias”, Dios si sabe que cosas si son necesarias en tu vida y Él tendrá cuidado de dártelas.

Amados hermanos, pueda que en este momento estén viviendo una de las peores crisis económicas de su vida, pueda que la fe de a poco se les va terminando, quizá en algunos momentos han pensando que su actual estado nunca mejorará, pero hoy quiero animarlos con plena convicción a creer en que DIOS ES FIEL y que Él obrará en sus vidas.

Yo he sido testigo del Dios Proveedor que les hablo, yo he podido ver como Él obra de manera que nunca imaginamos. Él puede abrir puertas donde no las hay, puede proveerte a través del medio que nunca pensaste o que no tenias planeado, Él puede hacer de lo que no es, algo que sea, por eso te animo a seguir creyendo, a seguir confiando.

Toma en cuenta los consejos que hoy humildemente te escribo y dentro de un tiempo veras como Dios comenzara a poner en orden tu vida financiera.

Para terminar hoy quiero orar por tu vida, para que Dios ponga en tú ser la fe que necesitas para creer que las cosas mejorarán y para que tengas la determinación de tomar ciertas decisiones para administrar bien lo que actualmente tienes o recibes:

“Padre que estas en los cielos, te doy gracias por cada una de las personas que este día estan leyendo estas líneas, tu conoces su actual estado económico, tú sabes los problemas que ellos están pasando, a ti no se te ha escapado ningún detalle. Hoy quiero interceder por ellos, hoy quiero pedirte con todo mi corazón que puedas abrir puertas donde no las hay, que puedas proveer trabajo a aquella persona que no tiene, que esas hojas de vida o currículum sean efectivos, que esa llamada que están esperando la pueda recibir hoy o en los próximos días. Padre bendito, yo creo en tu Poder y en tu Capacidad para hacer de lo que no es, algo que sea. Por favor mi Dios, hoy te pido que puedas proveer a esas familias que la están pasando muy mal, por favor Dios mío, mándales la provisión por el medio que menos pensaron y muéstrate a sus vidas como ese Dios Proveedor. También te pido para que les des mucha sabiduría para administrar lo que tienen, o lo que reciben. Por favor Señor, pon en su corazón el deseo de comenzar a vivir conforme a su realidad, hazles entender lo importante que es darte a ti, la parte que te corresponde, pero sobre todo pon en cada uno de ellos el deseo de mejorar sus finanzas a través de la buena administración. Quita aquel deseo incontrolable de gastar o endeudarse, por favor dales el dominio propio necesario para decir NO a cosas que realmente no pueden comprar y que no necesitan. Señor, con todo mi corazón te pido que obres, que vean cómo a ti no se te escapa nada y como tú siempre tuviste cuidado de sus necesidades, por favor, obra en sus vidas y que en las próximas semanas puedan ver como su vida financiera mejora en gran manera gracias a ti. Padre Santo, todo te lo pido en el Nombre Poderoso de Jesús, Amén”

Si hiciste esta oración y en las próximas horas, días o semanas ves como Dios comienza a bendecirte en el área económica, quiero que me escribas y me cuentes tu testimonio para compartirlo con otros y vean como Dios sí responde a nuestra peticiones, te invito a que me escribas a: [email protected] estaré muy contento de leer tu testimonio.

¡Tenemos a un Dios Proveedor que es capaz de abrir las puertas que nunca imaginamos que pudieran abrirse!

“Miren los pajaritos que vuelan por el aire. Ellos no siembran ni cosechan, ni guardan semillas en graneros. Sin embargo, Dios, el Padre que está en el cielo, les da todo lo que necesitan. ¡Y ustedes son más importantes que ellos!” 

Mateo 6:26 (Traducción en lenguaje actual)

Autor: Enrique Monterroza

Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

Autorizado para publicarse simultáneamente en: www.devocionaldiario.comwww.enriquemonterroza.com y http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

Ver más sobre:
Una Oración por las Finanzas




Comenta ! Participa ! Unete con tus perfiles sociales !

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...