Estudios Cristianos – ¡De la angustia, me has librado! Salmo 4

Durante estos días he tenido dificultades para encontrar el tema que Dios desea enseñar a su pueblo. Algunas circunstancias me han distraído, al punto de colocarme en una situación incomoda durante la noche del sábado; medite y oré, pero nada. Hasta que llegue al Salmo 4 y fue como si David se hubiera sentado a escribirlo pensando en mi ¡Qué manera de comprender lo que abriga mi alma!

 Seguir leyendo