¡Los tiempos de Noé!

¡LOS TIEMPOS DE NOÉ!

noeGÉNESIS 6: 1-22

INTRODUCCIÓN: los escritores sagrados en la Palabra de Dios registraron la situación que se vivía en los tiempos antiguos como por ejemplo los de Noé; la mala conducta de los hombres de aquella época y que hoy por hoy precisamente los estamos volviendo a ver a diario y aun en las peores circunstancias que nos lleva a preguntarnos lo siguiente ¿Cuál fue realmente el comportamiento de los seres humanos en esa época? ¿Qué tienen que ver esos tiempos con los nuestros? ¿Qué tienen que ver con lo escatológico? ¿Qué relación tienen con la venida de Cristo? ¿Hacia dónde apuntan? ¿Cuál es la voz de alerta? ¿Qué podemos hacer al respecto? ¿Cuál debe ser la posición de la iglesia cristiana? Veámoslo.

1.    EL COMPORTAMIENTO HUMANO  

A. LA MALDAD DE LOS HOMBRES ERA MUCHA (Vr. 5a)

La malicia, el pecado, la iniquidad, y la perversidad, crecía sin medida, era muy grande (NVI), demasiada (DHH), de gran magnitud (NTV), muy malos (PDT) desde su juventud (Génesis 8: 21) Aun todo designio de los pensamientos del corazón era de continuo en el mal (vr. 5b). Significa que siempre y constantemente estaban pensando e imaginando en hacer lo malo (maldad): una depravación total

B. LA TIERRA Y TODA CARNE SE HABÍA CORROMPIDO DELANTE DE DIOS (Vr. 11a, 12)

El ser humano se había pervertido: mucha corrupción, maldad, violencia, acto de viciar, gran maldad, iniquidad, pecado, prevaricar (Isaías 1: 4) y corrompido moralmente sin importar y sin tener en cuenta la existencia de un Dios Santo y fuego consumidor (como si Dios no existiera para ellos)

C. LA TIERRA ESTABA LLENA DE VIOLENCIA (Vr. 11b, 13)

La palabra violencia también traduce injusticias, etc.

D. SE HABÍAN OLVIDADO DE DIOS (MATEO 24: 37-39; LUCAS 17: 27)

Esta gente sólo se dedicaron a lo material, lo secular, lo temporal, al placer, al derroche, a la vida chévere y divertida, a lo efímero y pasajero: sensualidad, glotonería, bebida, casarse y darse en casamiento, etc., más se olvidaron de lo más importante que es lo espiritual, lo celestial, lo eterno y lo que da sentido  a la vida y felicidad

REFLEXIÓN: ¿No es esto lo que precisamente hoy estamos viviendo y viendo en el mundo entero? ¿Acaso hoy también no existe el materialismo, la maldad, violencia, injusticias, corrupción moral, política, económica, social y religiosa? ¿Acaso hoy no vemos también que el hombre se ha olvidado de Dios? ¡Son los mismos tiempos que estamos viviendo y aún peores! Esto debe ser una voz de alerta para el mundo entero y en especial para la iglesia cristiana: orar, evangelizar, consagrarnos y prepararnos para Su segunda venida. ¡Porque de que viene, viene! ¡ALUYOTE!

      2. EL ACCIONAR DIVINO       

A. SE ARREPINTIÓ DE HABER HECHO AL HOMBRE (Vr. 6a, 7)

Significa que le pesó en gran manera, que Dios cambió su disposición hacia la raza humana, que Su actitud de misericordia y clemencia se convirtió en juicio

B. LE DOLIÓ EN SU CORAZÓN (Vr. 6b)

Esto quiere decir también que le pesó en gran manera, con mucho dolor, tristeza y decepción: el pecado del hombre es la causa del pesar de Dios (Efesios 4: 30)

C. DECIDIÓ PONER FIN Y DESTRUIR TODO SER JUNTO CON LA TIERRA (Vr. 13)

El propósito divino era aniquilar la extrema corrupción moral de hombres, mujeres y dar a la raza humana una nueva oportunidad para la comunión con Dios. Tal vez algunos pensaran y se preguntaran: ¿dónde estaba el amor, la bondad y la misericordia divina?

Es cierto que Dios es compasivo, misericordioso, benévolo (bueno) bondadoso, amor (Rut 2: 20; Nehemías 9: 17; Salmos 145: 8; Nahúm 1: 3; Juan 3: 16; 1 Juan 4: 16;); pero también es cierto que es fuego consumidor, Santo, justo (Deuteronomio 4: 24; Hebreos 12: 29; 1 Pedro 1: 16; 1 Juan 1: 9) y no tiene por inocente al culpable (Nahúm 1: 3)

Sin embargo; así como Dios decidió terminar con la humanidad de ese entonces por sus maldades, violencia, libertinaje, etc., como ya lo hemos estudiado hasta ahora; así también proveyó un medio de refugio y salvación: “EL ARCA” (vr. 14- 22). ¡Esto evidencia Su amor y misericordia!

Arca: en el hebreo significa una embarcación para flotar, muy parecida a una barcaza o  los barcos modernos hoy, 135 metros de largo X 22.5 de ancho X 13.5 de alto (DHH), una capacidad de carga igual a más de 300 o 500 vagones de ferrocarril, 40.000 toneladas, 7000 especies de animales, 3 cubiertas (pisos) y fue una de las primeras obras del hombre. Analicemos lo del arca:

  • Al igual que el arca Cristo es el medio de refugio espiritual y salvación de los juicios divinos y de la muerte eterna (Génesis 6: 18; 7: 1, 7, 13; Hechos 4: 12; 1 Timoteo 2: 5; Hebreos11: 7; 1 Pedro 3: 20, 21; 2 Pedro 2: 5).
  • Se ordenó construir una sola arca (vr. 14): para Dios era más que suficiente para llevar a cabo Su plan salvífico con todos los que por obediencia entraran a ella. De hecho solamente fue la familia de Noé los que entraron; los demás no quisieron entrar (Génesis 6: 13-22; 7: 1, 7, 13)

AMIGO: Igualmente hay un solo camino, mediador, medio, una forma, manera y alternativa de salvación: ¡JESUCRISTO EL HIJO DE DIOS! (Juan 3; 16; 14: 6; Hechos 4: 12; 1 Timoteo 2: 5). ¡Escoge el camino correcto y no te equivoques! Ilustración de la historia de una familia que se perdió precisamente por haber escogido el camino equivocado e incorrecto. ¡Nunca llegaron a su destino!

  • Ciento veinte años construyendo el arca (vr. 3): esto habla de la oportunidad inmensa que tuvieron por parte de Dios para arrepentirse, volverse a Él, salvarse y no sólo en todo ese tiempo, sino que también se les concedió siete (7) días más de “ñapa” (Génesis 7: 4-10) y no los aprovecharon. Al contario se burlaron, siguieron en sus malas andadas, fueron desobedientes (1 Pedro 3: 20) y por eso terminaron mal y muertos.

¿Quién fue el culpable? ¿Dios? ¿Ellos mismos? Los únicos que se salvaron fueron Noé, su familia y los animales que Dios ordenó entrar porque acudieron y entraron a ese único medio de refugio que Dios mismo estableció y había provisto (Génesis 7: 1, 7, 13, 14, 16)

AMIGO: aprovecha esta gran y única oportunidad de salvación que Dios te está ofreciendo a través de Su hijo JESUCRISTO el que murió y resucitó. Así como había una sola arca de redención, también un solo mediador y camino para ser salvo, llegar al cielo y obtener la vida eterna: CRISTO JESÚS (Juan 3; 16; 14: 6; Hechos 4: 12; 1 Timoteo 2: 5). ¡Aprovéchala Ahora, hoy, ya, mientras respiras, vives, existes en este mundo y tienes vida! Mañana puede ser demasiado tarde y como dice el adagio popular: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.

De hecho el mañana es como neblina, horizonte y puede ser peligroso: perdición, muerte eterna, separación de Dios, infierno y castigo eterno. Pero el hoy es día de arrepentimiento, salvación, redención, vida eterna y no hay otro tiempo que el ahora para ser salvo (2 Corintios 6: 2) y como dijo San Agustín: “Dios ha prometido perdón para el que se arrepiente hoy, ahora, ya; pero no ha prometido un mañana para el que todo lo aplaza”.

  • Mientras Noé construía el arca anunciaba, pregonaba, predicaba el mensaje de justicia: vivir para agradar a Dios (PDT), una vida de rectitud (2 Pedro 2: 5) y alertándolos del juicio (diluvio) porvenir sobre la tierra y  la humanidad (Génesis 7: 17-22)

IGLESIA que los compromisos y las responsabilidades que tenemos aun con el mismo Dios, no deben relegar la misión que divinamente nos ha sido encomendada (Ezequiel 3: 16-27; 33: 1-11; Mateo 28: 18-20; Marcos 16: 15-18; Lucas 24: 45-48; Juan 20: 21-23; Hechos 1: 8). ¡Manos a la obra para compartir el mensaje de salvación y esperanza!

  • Noé y su familia entraron en el arca por orden divina (Génesis 7: 1, 7, 13, 15): Dios le había dicho específicamente “entra tú y toda tu familia” (vr. 1) y entró con su familia (vr. 7, 13)

AMIGO: toma la iniciativa entre todos, pica adelante y entra en el arca que es Jesucristo, recibiéndole como suficiente y único salvador. No digas cuando lo haga mi amigo, esposo (a), hijos, papá, mamá, vecino, compañero de oficina, etc. ¡Hazlo tú primero! De hecho la salvación es individual!

Además la voluntad y el deseo de Dios es también salvar, transformar, bendecir a tú familia (Génesis 12: 3; Josué 24: 15; Lucas 19: 5; Hechos 3: 25; 16: 30, 31). ¡Tenemos un trabajo bien grande con nuestra familia (Éxodo 4: 18-21; Josué 24: 15)

  • Jehová cerró la puerta después que terminaron y entraron en el arca (Génesis 7: 1, 7, 13, 15, 16; Mateo 24: 38; Lucas 17: 27): recuerde que cuando Dios cierra nadie puede entrar y viceversa (Isaías 22: 22; Mateo 25: 10-12; Lucas 13: 25; Apocalipsis 3: 7). ¿Qué pasó cuando Dios cerró la puerta del arca? Se cumplió lo que Él había dicho: vino el diluvio (Génesis 7: 4, 10-12, 17-24). Fue una catástrofe (destrucción) total y un  juicio universal de Dios sobre un mundo impío e imponente (2 Pedro 2: 5). Analicemos:

Fueron rotas (se reventaron) las fuentes del grande abismo (Mar abajo) y las cataratas de los cielos (compuertas del cielo arriba) fueron abiertas (Génesis 7: 11). Teológicamente se produjeron terremotos submarinos y erupciones volcánicas que lanzaban las aguas de los mares, ríos, masivamente sobre la tierra (se desbordaron), hubieron erupciones de grandes depósitos de aguas  subterráneas y masivas invasiones de las aguas desde las profundidades de la tierra

Llovió sobre la tierra cuarenta días y noches (Génesis 7: 12, 17): crecieron las aguas como quince codos más (siete metros), el arca empezó a flotar, los montes fueron cubiertos (Génesis 7: 17-20), ciento cincuenta días quedó la tierra inundada (Génesis 7: 24) (DHH) y hubo pérdidas (muertes) humanas, animal y vegetal (Génesis 7: 21-23)

Los únicos salvados fueron Noé y su familia, junto con todos los animales que por orden divina también entraron al arca (Génesis 7: 16, 23; Mateo 24: 38; Lucas 17: 27; Hebreos 11: 7; 1 Pedro 3: 20, 21; 2 Pedro 2: 5) y posiblemente la vida marina.

En cuanto a la reacción en ese momento tal vez zozobra, corriendo de un lado para otro, miedo, gritos, llantos, desespero, caos total, tocando la puerta pidiendo que la abrieran (ya Dios la había cerrado) y hasta a lo mejor viéndose en esas circunstancias pidieron perdón a Noé por haberlo tildado de loco, borracho, mentiroso, fanático cuando construía el arca, les compartía el mensaje y advertía de lo que podían sufrir sino escuchaban y se arrepentían

AMIGO: JesuCristo es la puerta de salvación y Él lo dijo (Juan 10: 7, 9). De hecho este es Su tercer “YO SOY” (Juan 6: 35, 48, 51; 10: 12, 7, 9, 11, 14; 11: 25; 14: 6; 15: 1). ¡El llamado es esforzarse a entrar por la puerta angosta que lleva a la vida! (Mateo 7: 14; Lucas 13: 24) ¡Entra ahora que todavía está abierta, antes que sea demasiado tarde y sufras las consecuencias drásticas por quedarte fuera!

Además de todo lo que hemos explicado resaltamos que Noé muy a pesar del mundo y la sociedad que lo rodeaba o en que se encontraba: maldad, violencia, corrupción moral, olvidándose de Dios e injusticia; se conservó, se mantuvo justo (ante Dios), obediente, perfecto (no impecabilidad, sino sinceridad y rectitud), caminando con Dios (comunión), pregonando la justicia, fe y temor de Dios. Separado de la moral perversa de la sociedad que lo rodeaba, oponiéndose a la conducta popular y a la opinión publica del  entonces (Génesis 6: 9, 22; 7: 1, 5, 9, 16; Ezequiel 14: 14, 20; Hebreos 11: 7; 2 Pedro 2: 5). Noé hasta aparece en la lista de la genealogía de Jesús (Lucas 3: 36)

CONCLUSIÓN: Estos tiempos de Noé que estamos viviendo y aún peores como Jesús lo enseñó hace más de dos mil años atrás, sólo son una voz y un campanazo de alerta para el mundo de hoy y también para la iglesia cristiana. No podemos ocultar el sol con la mano y la realidad es que todo esto apunta a un gran acontecimiento; la segunda venida de Jesucristo. No es de sorprendernos, más bien estemos preparados porque la parusía del hijo del hombre será como en los días de Noé y ya los estamos viendo y viviendo. ¡AMÉN QUE SÍ!

Autor: PrediCantor Garys Leandro

Preparado para: www.destellodesugloria.org

¡LOS TIEMPOS DE NOÉ!

noeGÉNESIS 6: 1-22

INTRODUCCIÓN: los escritores sagrados en la Palabra de Dios registraron la situación que se vivía en los tiempos antiguos como por ejemplo los de Noé; la mala conducta de los hombres de aquella época y que hoy por hoy precisamente los estamos volviendo a ver a diario y aun en las peores circunstancias que nos lleva a preguntarnos lo siguiente ¿Cuál fue realmente el comportamiento de los seres humanos en esa época? ¿Qué tienen que ver esos tiempos con los nuestros? ¿Qué tienen que ver con lo escatológico? ¿Qué relación tienen con la venida de Cristo? ¿Hacia dónde apuntan? ¿Cuál es la voz de alerta? ¿Qué podemos hacer al respecto? ¿Cuál debe ser la posición de la iglesia cristiana? Veámoslo.

1.    EL COMPORTAMIENTO HUMANO  

A. LA MALDAD DE LOS HOMBRES ERA MUCHA (Vr. 5a)

La malicia, el pecado, la iniquidad, y la perversidad, crecía sin medida, era muy grande (NVI), demasiada (DHH), de gran magnitud (NTV), muy malos (PDT) desde su juventud (Génesis 8: 21) Aun todo designio de los pensamientos del corazón era de continuo en el mal (vr. 5b). Significa que siempre y constantemente estaban pensando e imaginando en hacer lo malo (maldad): una depravación total

B. LA TIERRA Y TODA CARNE SE HABÍA CORROMPIDO DELANTE DE DIOS (Vr. 11a, 12)

El ser humano se había pervertido: mucha corrupción, maldad, violencia, acto de viciar, gran maldad, iniquidad, pecado, prevaricar (Isaías 1: 4) y corrompido moralmente sin importar y sin tener en cuenta la existencia de un Dios Santo y fuego consumidor (como si Dios no existiera para ellos)

C. LA TIERRA ESTABA LLENA DE VIOLENCIA (Vr. 11b, 13)

La palabra violencia también traduce injusticias, etc.

D. SE HABÍAN OLVIDADO DE DIOS (MATEO 24: 37-39; LUCAS 17: 27)

Esta gente sólo se dedicaron a lo material, lo secular, lo temporal, al placer, al derroche, a la vida chévere y divertida, a lo efímero y pasajero: sensualidad, glotonería, bebida, casarse y darse en casamiento, etc., más se olvidaron de lo más importante que es lo espiritual, lo celestial, lo eterno y lo que da sentido  a la vida y felicidad

REFLEXIÓN: ¿No es esto lo que precisamente hoy estamos viviendo y viendo en el mundo entero? ¿Acaso hoy también no existe el materialismo, la maldad, violencia, injusticias, corrupción moral, política, económica, social y religiosa? ¿Acaso hoy no vemos también que el hombre se ha olvidado de Dios? ¡Son los mismos tiempos que estamos viviendo y aún peores! Esto debe ser una voz de alerta para el mundo entero y en especial para la iglesia cristiana: orar, evangelizar, consagrarnos y prepararnos para Su segunda venida. ¡Porque de que viene, viene! ¡ALUYOTE!

      2. EL ACCIONAR DIVINO       

A. SE ARREPINTIÓ DE HABER HECHO AL HOMBRE (Vr. 6a, 7)

Significa que le pesó en gran manera, que Dios cambió su disposición hacia la raza humana, que Su actitud de misericordia y clemencia se convirtió en juicio

B. LE DOLIÓ EN SU CORAZÓN (Vr. 6b)

Esto quiere decir también que le pesó en gran manera, con mucho dolor, tristeza y decepción: el pecado del hombre es la causa del pesar de Dios (Efesios 4: 30)

C. DECIDIÓ PONER FIN Y DESTRUIR TODO SER JUNTO CON LA TIERRA (Vr. 13)

El propósito divino era aniquilar la extrema corrupción moral de hombres, mujeres y dar a la raza humana una nueva oportunidad para la comunión con Dios. Tal vez algunos pensaran y se preguntaran: ¿dónde estaba el amor, la bondad y la misericordia divina?

Es cierto que Dios es compasivo, misericordioso, benévolo (bueno) bondadoso, amor (Rut 2: 20; Nehemías 9: 17; Salmos 145: 8; Nahúm 1: 3; Juan 3: 16; 1 Juan 4: 16;); pero también es cierto que es fuego consumidor, Santo, justo (Deuteronomio 4: 24; Hebreos 12: 29; 1 Pedro 1: 16; 1 Juan 1: 9) y no tiene por inocente al culpable (Nahúm 1: 3)

Sin embargo; así como Dios decidió terminar con la humanidad de ese entonces por sus maldades, violencia, libertinaje, etc., como ya lo hemos estudiado hasta ahora; así también proveyó un medio de refugio y salvación: “EL ARCA” (vr. 14- 22). ¡Esto evidencia Su amor y misericordia!

Arca: en el hebreo significa una embarcación para flotar, muy parecida a una barcaza o  los barcos modernos hoy, 135 metros de largo X 22.5 de ancho X 13.5 de alto (DHH), una capacidad de carga igual a más de 300 o 500 vagones de ferrocarril, 40.000 toneladas, 7000 especies de animales, 3 cubiertas (pisos) y fue una de las primeras obras del hombre. Analicemos lo del arca:

  • Al igual que el arca Cristo es el medio de refugio espiritual y salvación de los juicios divinos y de la muerte eterna (Génesis 6: 18; 7: 1, 7, 13; Hechos 4: 12; 1 Timoteo 2: 5; Hebreos11: 7; 1 Pedro 3: 20, 21; 2 Pedro 2: 5).
  • Se ordenó construir una sola arca (vr. 14): para Dios era más que suficiente para llevar a cabo Su plan salvífico con todos los que por obediencia entraran a ella. De hecho solamente fue la familia de Noé los que entraron; los demás no quisieron entrar (Génesis 6: 13-22; 7: 1, 7, 13)

AMIGO: Igualmente hay un solo camino, mediador, medio, una forma, manera y alternativa de salvación: ¡JESUCRISTO EL HIJO DE DIOS! (Juan 3; 16; 14: 6; Hechos 4: 12; 1 Timoteo 2: 5). ¡Escoge el camino correcto y no te equivoques! Ilustración de la historia de una familia que se perdió precisamente por haber escogido el camino equivocado e incorrecto. ¡Nunca llegaron a su destino!

  • Ciento veinte años construyendo el arca (vr. 3): esto habla de la oportunidad inmensa que tuvieron por parte de Dios para arrepentirse, volverse a Él, salvarse y no sólo en todo ese tiempo, sino que también se les concedió siete (7) días más de “ñapa” (Génesis 7: 4-10) y no los aprovecharon. Al contario se burlaron, siguieron en sus malas andadas, fueron desobedientes (1 Pedro 3: 20) y por eso terminaron mal y muertos.

¿Quién fue el culpable? ¿Dios? ¿Ellos mismos? Los únicos que se salvaron fueron Noé, su familia y los animales que Dios ordenó entrar porque acudieron y entraron a ese único medio de refugio que Dios mismo estableció y había provisto (Génesis 7: 1, 7, 13, 14, 16)

AMIGO: aprovecha esta gran y única oportunidad de salvación que Dios te está ofreciendo a través de Su hijo JESUCRISTO el que murió y resucitó. Así como había una sola arca de redención, también un solo mediador y camino para ser salvo, llegar al cielo y obtener la vida eterna: CRISTO JESÚS (Juan 3; 16; 14: 6; Hechos 4: 12; 1 Timoteo 2: 5). ¡Aprovéchala Ahora, hoy, ya, mientras respiras, vives, existes en este mundo y tienes vida! Mañana puede ser demasiado tarde y como dice el adagio popular: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.

De hecho el mañana es como neblina, horizonte y puede ser peligroso: perdición, muerte eterna, separación de Dios, infierno y castigo eterno. Pero el hoy es día de arrepentimiento, salvación, redención, vida eterna y no hay otro tiempo que el ahora para ser salvo (2 Corintios 6: 2) y como dijo San Agustín: “Dios ha prometido perdón para el que se arrepiente hoy, ahora, ya; pero no ha prometido un mañana para el que todo lo aplaza”.

  • Mientras Noé construía el arca anunciaba, pregonaba, predicaba el mensaje de justicia: vivir para agradar a Dios (PDT), una vida de rectitud (2 Pedro 2: 5) y alertándolos del juicio (diluvio) porvenir sobre la tierra y  la humanidad (Génesis 7: 17-22)

IGLESIA que los compromisos y las responsabilidades que tenemos aun con el mismo Dios, no deben relegar la misión que divinamente nos ha sido encomendada (Ezequiel 3: 16-27; 33: 1-11; Mateo 28: 18-20; Marcos 16: 15-18; Lucas 24: 45-48; Juan 20: 21-23; Hechos 1: 8). ¡Manos a la obra para compartir el mensaje de salvación y esperanza!

  • Noé y su familia entraron en el arca por orden divina (Génesis 7: 1, 7, 13, 15): Dios le había dicho específicamente “entra tú y toda tu familia” (vr. 1) y entró con su familia (vr. 7, 13)

AMIGO: toma la iniciativa entre todos, pica adelante y entra en el arca que es Jesucristo, recibiéndole como suficiente y único salvador. No digas cuando lo haga mi amigo, esposo (a), hijos, papá, mamá, vecino, compañero de oficina, etc. ¡Hazlo tú primero! De hecho la salvación es individual!

Además la voluntad y el deseo de Dios es también salvar, transformar, bendecir a tú familia (Génesis 12: 3; Josué 24: 15; Lucas 19: 5; Hechos 3: 25; 16: 30, 31). ¡Tenemos un trabajo bien grande con nuestra familia (Éxodo 4: 18-21; Josué 24: 15)

  • Jehová cerró la puerta después que terminaron y entraron en el arca (Génesis 7: 1, 7, 13, 15, 16; Mateo 24: 38; Lucas 17: 27): recuerde que cuando Dios cierra nadie puede entrar y viceversa (Isaías 22: 22; Mateo 25: 10-12; Lucas 13: 25; Apocalipsis 3: 7). ¿Qué pasó cuando Dios cerró la puerta del arca? Se cumplió lo que Él había dicho: vino el diluvio (Génesis 7: 4, 10-12, 17-24). Fue una catástrofe (destrucción) total y un  juicio universal de Dios sobre un mundo impío e imponente (2 Pedro 2: 5). Analicemos:

Fueron rotas (se reventaron) las fuentes del grande abismo (Mar abajo) y las cataratas de los cielos (compuertas del cielo arriba) fueron abiertas (Génesis 7: 11). Teológicamente se produjeron terremotos submarinos y erupciones volcánicas que lanzaban las aguas de los mares, ríos, masivamente sobre la tierra (se desbordaron), hubieron erupciones de grandes depósitos de aguas  subterráneas y masivas invasiones de las aguas desde las profundidades de la tierra

Llovió sobre la tierra cuarenta días y noches (Génesis 7: 12, 17): crecieron las aguas como quince codos más (siete metros), el arca empezó a flotar, los montes fueron cubiertos (Génesis 7: 17-20), ciento cincuenta días quedó la tierra inundada (Génesis 7: 24) (DHH) y hubo pérdidas (muertes) humanas, animal y vegetal (Génesis 7: 21-23)

Los únicos salvados fueron Noé y su familia, junto con todos los animales que por orden divina también entraron al arca (Génesis 7: 16, 23; Mateo 24: 38; Lucas 17: 27; Hebreos 11: 7; 1 Pedro 3: 20, 21; 2 Pedro 2: 5) y posiblemente la vida marina.

En cuanto a la reacción en ese momento tal vez zozobra, corriendo de un lado para otro, miedo, gritos, llantos, desespero, caos total, tocando la puerta pidiendo que la abrieran (ya Dios la había cerrado) y hasta a lo mejor viéndose en esas circunstancias pidieron perdón a Noé por haberlo tildado de loco, borracho, mentiroso, fanático cuando construía el arca, les compartía el mensaje y advertía de lo que podían sufrir sino escuchaban y se arrepentían

AMIGO: JesuCristo es la puerta de salvación y Él lo dijo (Juan 10: 7, 9). De hecho este es Su tercer “YO SOY” (Juan 6: 35, 48, 51; 10: 12, 7, 9, 11, 14; 11: 25; 14: 6; 15: 1). ¡El llamado es esforzarse a entrar por la puerta angosta que lleva a la vida! (Mateo 7: 14; Lucas 13: 24) ¡Entra ahora que todavía está abierta, antes que sea demasiado tarde y sufras las consecuencias drásticas por quedarte fuera!

Además de todo lo que hemos explicado resaltamos que Noé muy a pesar del mundo y la sociedad que lo rodeaba o en que se encontraba: maldad, violencia, corrupción moral, olvidándose de Dios e injusticia; se conservó, se mantuvo justo (ante Dios), obediente, perfecto (no impecabilidad, sino sinceridad y rectitud), caminando con Dios (comunión), pregonando la justicia, fe y temor de Dios. Separado de la moral perversa de la sociedad que lo rodeaba, oponiéndose a la conducta popular y a la opinión publica del  entonces (Génesis 6: 9, 22; 7: 1, 5, 9, 16; Ezequiel 14: 14, 20; Hebreos 11: 7; 2 Pedro 2: 5). Noé hasta aparece en la lista de la genealogía de Jesús (Lucas 3: 36)

CONCLUSIÓN: Estos tiempos de Noé que estamos viviendo y aún peores como Jesús lo enseñó hace más de dos mil años atrás, sólo son una voz y un campanazo de alerta para el mundo de hoy y también para la iglesia cristiana. No podemos ocultar el sol con la mano y la realidad es que todo esto apunta a un gran acontecimiento; la segunda venida de Jesucristo. No es de sorprendernos, más bien estemos preparados porque la parusía del hijo del hombre será como en los días de Noé y ya los estamos viendo y viviendo. ¡AMÉN QUE SÍ!

Autor: PrediCantor Garys Leandro

Preparado para: www.destellodesugloria.org


Haz click sobre este titulo para ver más sobre:

¡Los tiempos de Noé!