¡Una casa bendita por la bendición de Dios! – Bosquejos

¡UNA CASA BENDITA POR LA BENDICIÓN DE DIOS!

BASADO EN: 2 SAMUEL 7: 29

INTRODUCCIÓN: Estudiaremos a través de esta palabra, que si es posible tener una casa (familia) bendita por causa de la bendición de Dios. Veamos algunas verdades, tomando como ejemplo la oración del rey David, en este texto bíblico.

1. UNA CASA Y UNA FAMILIA BENDITA POR LA BENDICIÓ DE DIOS ERA EL DESEO Y EL ANHELO DEL REY DAVID.

A. Lo Pidió a Dios Tanto Para la Casa (Familia) Presente Como Para la Porvenir (vr. 11, 16, 18, 19, 29).

Así se cumplió como lo quería David: Dios bendijo la casa (familia) de su siervo, el rey David (1 Crónicas 17: 27).

Bendición (hb. Barachah; gr. Eulogia): favor, beneficio (Salmos 103: 2-6), hacer que la obra del creyente tenga éxito, vida plena y abundante, provisión divina, felicidad y hacer feliz, la presencia de Dios dando fortaleza y auxilio, la obra de Dios en el creyente para producir el bien, paz, bienaventuranza: cuando Dios bendice hace dichosa y feliz la vida.

B. Lo Pidió a Dios en su Presencia (vr. 18, 27)

Más que su deseo era su oración y súplica constante en la presencia de Dios: David estaba delante de Jehová cuando pidió por una familia bendita y bendecida.

C. Lo pidió a Dios con Seguridad (vr. 29a).

“Ten Ahora”: Indica prontitud, tiempo presente y es sinónimo de Ya.

El rey David no dijo: “Ojala Dios bendiga mi casa, tengo la esperanza que algún día Dios la bendecirá, así sea antes de morir Dios me bendecirá mi familia.” Al contrario con seguridad, propiedad y convicción oró por una casa (familia) bendita por causa de la bendición divina.

Reflexión: hay veces en que tenemos que dirigirnos a Dios respetuosamente y pedir las cosas con seguridad, convicción, propiedad; como también hay veces en que tenemos que decir como el leproso, “si quieres puedes limpiarme” (Mateo 8:1-3). Por otro lado la bendición de DIOS es para disfrutarla en el presente, ahora: no hay que esperar una fecha especial, cumplir año, estar de aniversario, ni mucho menos el fin de año para gozar de sus bendiciones, pudiéndolas disfrutar desde ahora y desde ya (2 Corintios 6: 2).

2. RAZONES POR LA CUAL DAVID DESEABA TENER UNA CASA Y UNA FAMILIA BENDITA POR LA BENDICIÓN DIOS.

A. Porque Dios lo Tiene a Bien (vr. 29a)

Esta expresión del hebreo tob que significa; porque se digna (DHH), porque le agrada, porque se alegra, porque lo desea, anhela, porque le place, porque es su voluntad, porque está en sus planes, propósitos. Sobre todo significa porque lo quiere (1 Crónicas 17: 27).

De hecho Dios Desde la creación a querido y a venido bendiciendo la familia (Génesis 1: 26-28; 9: 1; 12: 3; 17: 16; 22: 18; 25: 11; 2 Samuel 6: 11,12; 1 Crónicas 13: 13, 14; 26: 4, 5; Hechos 3: 25).

Reflexión: si Dios quiere bendecir nuestra casa, familia, hogar así será y nada ni nadie lo impedirá y lo que Él quiere lo realizará (Salmos 135: 6; Daniel 4: 35b; Mateo 8: 1-3).

B. Porque Dios lo ha dicho (vr. 29c)

Ya Dios lo había proclamado, pronunciado, prometido (hb. Epangello/Dabár): hablar, decretar, declarar, publicar, comprometerse, profesar, aseverar alguna cosa acerca de uno mismo, anunciar lo que uno está por hacer con intención. Hacer un compromiso, asegurar que se va a hacer alguna cosa, promesa (gr.Epangelia/Epangelma): lo prometido, un anuncio con el sentido especial de promesa, oferta, prenda, lo que la promesa de Dios es y que da la seguridad de que lo prometido se cumplirá (2 Corintios 1: 20). Tiene que ver también con su Palabra, que para Él es sagrada y se cumple.

Desde Abraham Dios ha prometido bendecir las familias incluyendo la nuestra (Génesis 12: 2, 3; 18: 18; 22: 17, 18; 26: 4; 28: 23, 24; 49: 2; Números 6: 24-27; Salmos 3: 8; Isaías 19: 24, 25; 44: 1-3; Ezequiel 34: 26; Hechos 3: 25; Gálatas 3: 6-9).

Reflexión: lo que Dios promete lo cumple. Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no lo hará? Habló y, ¿no lo ejecutará? (Números 23: 19). (1 Samuel 15: 29; 1 Reyes 8: 20, 21, 26; 2 Crónicas 6: 17; Isaías 42: 9; 60: 22; Ezequiel 12:25; Lucas 18: 31; 21: 22; Hechos 3: 29-33).

3. PROPÓSITOS POR EL CUAL DAVID DESEABA TENER UNA CASA Y UNA FAMILIA BENDITA POR LA BENDICIÓN DE DIOS.

A. Para Permanecer Perpetuamente Delante de Dios (vr. 29b)

Permanecer (hb. Yashab): sentarse, quedarse, morar, habitar, continuar, habitar en un sitio en particular o hacer morada permanente, sentarse a esperar, soportar, constancia, perseverancia (gr.hupomeno): mantenerse uno en pie en el conflicto. Sobreponerse a la adversidad, no desplomarse bajo la tensión, estar firme, constancia bajo presión, esperar calmada y valientemente (no es resignación pasiva).

Perpetuamente (hb. Olám): siempre, eternidad, largo, perdurable, sempiterno, para siempre, siglo, continuo, para toda la vida.

Uno de los propósitos de la bendición de Dios es la permanencia, constancia, perseverancia en él y delante de él siempre. Lamentablemente muchos no lo hemos entendido así y por eso nos apartamos, nos olvidamos de Dios después de habernos bendecidos y nos sucede como a JESSURÚM (el justo, el que guarda la ley, el que defiende la justicia, el que es recto): es el nombre poético de Israel (Deuteronomio 32: 15; 33: 5, 26; Isaías 44: 2). Dios bendijo a JESSURÚM (Israel) grade y poderosamente; sin embargo se olvidaron de Él (Deuteronomio 32:13-18).

Reflexión: ¿cuántos de nosotros como JESSURÚM Que nos olvidaron de Dios después de habernos bendecidos? ¡Es peligroso y trae sus consecuencias drásticas! (Deuteronomio 8: 7-20).

B. Para Que sea Bendita Para Siempre (vr. 29d)

Bendita/o (hb. Ashar; gr. Makarios): bienaventurado, feliz, bendecido, próspero, exitoso, satisfecho. Originalmente significaba ser derecho y correcto. La raíz griega Mak indica algo de larga duración y grande. Se trataba de un adjetivo que denota felicidad, alguien muy bendecido digno de ser congratulado, es una palabra de gracia que expresa un regocijo y una satisfacción especial concedidos a la persona que experimenta la Salvación.

¡Es la bendición de Dios la que hace bendita! nuestra casa, familia, hogar, ete: no es la mata de sábila, la herradura, la escoba al revés, la Biblia abierta en el Salmo 91, el vaso lleno de monedas, la vela a color, el cuadro de la gran cena, el agua de color (lo digo con todo respeto). ¡ES LA BENDICIÓN DE DIOS! ¡Y ES MÁS QUE SUFICIENTE! (2 Samuel 7: 29; 1 Crónicas 17: 27).

Si nuestra casa, familia, hogar, etc. está bendita por causa de la bendición de Dios, no habrá nada ni nadie, ni agüero ni fuerza extraña que nos toque, afecte, contamine, ni mucho menos que nos maldiga. Así lo experimentó el pueblo de Dios (Israel) en la época de un rey llamado Balac y un profeta pagano llamado Balaam; que no pudieron maldecir a Israel, pueblo de Dios (Números 22: 6, 12; 23: 7-13, 20, 25, 27; 24: 1-10, 15-25).

Por otro lado bendito es nuestro Dios (Génesis 24: 27; 1 Crónicas 16: 36; Esdras 7: 27; Salmos 68: 19; 72: 18; 89: 52; 106: 48; 124: 6; Daniel 3: 28; Marcos 14: 6; Lucas 1: 68), los que confían en Jehová son benditos (Jeremías 17: 7), somos benditos en la ciudad, en el campo, nuestros hijos, el ganado, la canasta(cesta), la artesana de amasar(lugar donde se amasa la harina y que representa la herramienta de trabajo), nuestro entrar y salir(todo lo que hacemos) si obedecemos a Dios y a su Palabra (Deuteronomio 28: 2-6), somos linaje bendito de Jehová (Isaías 61:9) y seremos llamados los benditos del Padre Celestial por el Rey Jesús a heredar el reino preparado para nosotros desde antes de la fundación del mundo (Mateo 25: 33, 36)

CONCLUSIÓN.

¡Gloria a Dios! ¡Aleluya! Por todos esos familias y hogares benditos por causa de la bendición de Dios. Es lo que Dios y nosotros deseamos por siempre.

Estas verdades aprendidas aquí en esta palabra, nos servirán y ayudarán para lograrlo y disfrutar junto con nuestras familias la bendición de Dios. AMEN QUE SÍ.

Autor: PrediCantor Garys Leandro

Preparado especial y originalmente para: www.destellodesugloria.org

¡UNA CASA BENDITA POR LA BENDICIÓN DE DIOS!

BASADO EN: 2 SAMUEL 7: 29

INTRODUCCIÓN: Estudiaremos a través de esta palabra, que si es posible tener una casa (familia) bendita por causa de la bendición de Dios. Veamos algunas verdades, tomando como ejemplo la oración del rey David, en este texto bíblico.

1. UNA CASA Y UNA FAMILIA BENDITA POR LA BENDICIÓ DE DIOS ERA EL DESEO Y EL ANHELO DEL REY DAVID.

A. Lo Pidió a Dios Tanto Para la Casa (Familia) Presente Como Para la Porvenir (vr. 11, 16, 18, 19, 29).

Así se cumplió como lo quería David: Dios bendijo la casa (familia) de su siervo, el rey David (1 Crónicas 17: 27).

Bendición (hb. Barachah; gr. Eulogia): favor, beneficio (Salmos 103: 2-6), hacer que la obra del creyente tenga éxito, vida plena y abundante, provisión divina, felicidad y hacer feliz, la presencia de Dios dando fortaleza y auxilio, la obra de Dios en el creyente para producir el bien, paz, bienaventuranza: cuando Dios bendice hace dichosa y feliz la vida.

B. Lo Pidió a Dios en su Presencia (vr. 18, 27)

Más que su deseo era su oración y súplica constante en la presencia de Dios: David estaba delante de Jehová cuando pidió por una familia bendita y bendecida.

C. Lo pidió a Dios con Seguridad (vr. 29a).

“Ten Ahora”: Indica prontitud, tiempo presente y es sinónimo de Ya.

El rey David no dijo: “Ojala Dios bendiga mi casa, tengo la esperanza que algún día Dios la bendecirá, así sea antes de morir Dios me bendecirá mi familia.” Al contrario con seguridad, propiedad y convicción oró por una casa (familia) bendita por causa de la bendición divina.

Reflexión: hay veces en que tenemos que dirigirnos a Dios respetuosamente y pedir las cosas con seguridad, convicción, propiedad; como también hay veces en que tenemos que decir como el leproso, “si quieres puedes limpiarme” (Mateo 8:1-3). Por otro lado la bendición de DIOS es para disfrutarla en el presente, ahora: no hay que esperar una fecha especial, cumplir año, estar de aniversario, ni mucho menos el fin de año para gozar de sus bendiciones, pudiéndolas disfrutar desde ahora y desde ya (2 Corintios 6: 2).

2. RAZONES POR LA CUAL DAVID DESEABA TENER UNA CASA Y UNA FAMILIA BENDITA POR LA BENDICIÓN DIOS.

A. Porque Dios lo Tiene a Bien (vr. 29a)

Esta expresión del hebreo tob que significa; porque se digna (DHH), porque le agrada, porque se alegra, porque lo desea, anhela, porque le place, porque es su voluntad, porque está en sus planes, propósitos. Sobre todo significa porque lo quiere (1 Crónicas 17: 27).

De hecho Dios Desde la creación a querido y a venido bendiciendo la familia (Génesis 1: 26-28; 9: 1; 12: 3; 17: 16; 22: 18; 25: 11; 2 Samuel 6: 11,12; 1 Crónicas 13: 13, 14; 26: 4, 5; Hechos 3: 25).

Reflexión: si Dios quiere bendecir nuestra casa, familia, hogar así será y nada ni nadie lo impedirá y lo que Él quiere lo realizará (Salmos 135: 6; Daniel 4: 35b; Mateo 8: 1-3).

B. Porque Dios lo ha dicho (vr. 29c)

Ya Dios lo había proclamado, pronunciado, prometido (hb. Epangello/Dabár): hablar, decretar, declarar, publicar, comprometerse, profesar, aseverar alguna cosa acerca de uno mismo, anunciar lo que uno está por hacer con intención. Hacer un compromiso, asegurar que se va a hacer alguna cosa, promesa (gr.Epangelia/Epangelma): lo prometido, un anuncio con el sentido especial de promesa, oferta, prenda, lo que la promesa de Dios es y que da la seguridad de que lo prometido se cumplirá (2 Corintios 1: 20). Tiene que ver también con su Palabra, que para Él es sagrada y se cumple.

Desde Abraham Dios ha prometido bendecir las familias incluyendo la nuestra (Génesis 12: 2, 3; 18: 18; 22: 17, 18; 26: 4; 28: 23, 24; 49: 2; Números 6: 24-27; Salmos 3: 8; Isaías 19: 24, 25; 44: 1-3; Ezequiel 34: 26; Hechos 3: 25; Gálatas 3: 6-9).

Reflexión: lo que Dios promete lo cumple. Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no lo hará? Habló y, ¿no lo ejecutará? (Números 23: 19). (1 Samuel 15: 29; 1 Reyes 8: 20, 21, 26; 2 Crónicas 6: 17; Isaías 42: 9; 60: 22; Ezequiel 12:25; Lucas 18: 31; 21: 22; Hechos 3: 29-33).

3. PROPÓSITOS POR EL CUAL DAVID DESEABA TENER UNA CASA Y UNA FAMILIA BENDITA POR LA BENDICIÓN DE DIOS.

A. Para Permanecer Perpetuamente Delante de Dios (vr. 29b)

Permanecer (hb. Yashab): sentarse, quedarse, morar, habitar, continuar, habitar en un sitio en particular o hacer morada permanente, sentarse a esperar, soportar, constancia, perseverancia (gr.hupomeno): mantenerse uno en pie en el conflicto. Sobreponerse a la adversidad, no desplomarse bajo la tensión, estar firme, constancia bajo presión, esperar calmada y valientemente (no es resignación pasiva).

Perpetuamente (hb. Olám): siempre, eternidad, largo, perdurable, sempiterno, para siempre, siglo, continuo, para toda la vida.

Uno de los propósitos de la bendición de Dios es la permanencia, constancia, perseverancia en él y delante de él siempre. Lamentablemente muchos no lo hemos entendido así y por eso nos apartamos, nos olvidamos de Dios después de habernos bendecidos y nos sucede como a JESSURÚM (el justo, el que guarda la ley, el que defiende la justicia, el que es recto): es el nombre poético de Israel (Deuteronomio 32: 15; 33: 5, 26; Isaías 44: 2). Dios bendijo a JESSURÚM (Israel) grade y poderosamente; sin embargo se olvidaron de Él (Deuteronomio 32:13-18).

Reflexión: ¿cuántos de nosotros como JESSURÚM Que nos olvidaron de Dios después de habernos bendecidos? ¡Es peligroso y trae sus consecuencias drásticas! (Deuteronomio 8: 7-20).

B. Para Que sea Bendita Para Siempre (vr. 29d)

Bendita/o (hb. Ashar; gr. Makarios): bienaventurado, feliz, bendecido, próspero, exitoso, satisfecho. Originalmente significaba ser derecho y correcto. La raíz griega Mak indica algo de larga duración y grande. Se trataba de un adjetivo que denota felicidad, alguien muy bendecido digno de ser congratulado, es una palabra de gracia que expresa un regocijo y una satisfacción especial concedidos a la persona que experimenta la Salvación.

¡Es la bendición de Dios la que hace bendita! nuestra casa, familia, hogar, ete: no es la mata de sábila, la herradura, la escoba al revés, la Biblia abierta en el Salmo 91, el vaso lleno de monedas, la vela a color, el cuadro de la gran cena, el agua de color (lo digo con todo respeto). ¡ES LA BENDICIÓN DE DIOS! ¡Y ES MÁS QUE SUFICIENTE! (2 Samuel 7: 29; 1 Crónicas 17: 27).

Si nuestra casa, familia, hogar, etc. está bendita por causa de la bendición de Dios, no habrá nada ni nadie, ni agüero ni fuerza extraña que nos toque, afecte, contamine, ni mucho menos que nos maldiga. Así lo experimentó el pueblo de Dios (Israel) en la época de un rey llamado Balac y un profeta pagano llamado Balaam; que no pudieron maldecir a Israel, pueblo de Dios (Números 22: 6, 12; 23: 7-13, 20, 25, 27; 24: 1-10, 15-25).

Por otro lado bendito es nuestro Dios (Génesis 24: 27; 1 Crónicas 16: 36; Esdras 7: 27; Salmos 68: 19; 72: 18; 89: 52; 106: 48; 124: 6; Daniel 3: 28; Marcos 14: 6; Lucas 1: 68), los que confían en Jehová son benditos (Jeremías 17: 7), somos benditos en la ciudad, en el campo, nuestros hijos, el ganado, la canasta(cesta), la artesana de amasar(lugar donde se amasa la harina y que representa la herramienta de trabajo), nuestro entrar y salir(todo lo que hacemos) si obedecemos a Dios y a su Palabra (Deuteronomio 28: 2-6), somos linaje bendito de Jehová (Isaías 61:9) y seremos llamados los benditos del Padre Celestial por el Rey Jesús a heredar el reino preparado para nosotros desde antes de la fundación del mundo (Mateo 25: 33, 36)

CONCLUSIÓN.

¡Gloria a Dios! ¡Aleluya! Por todos esos familias y hogares benditos por causa de la bendición de Dios. Es lo que Dios y nosotros deseamos por siempre.

Estas verdades aprendidas aquí en esta palabra, nos servirán y ayudarán para lograrlo y disfrutar junto con nuestras familias la bendición de Dios. AMEN QUE SÍ.

Autor: PrediCantor Garys Leandro

Preparado especial y originalmente para: www.destellodesugloria.org


Haz click sobre este titulo para ver más sobre:

¡Una casa bendita por la bendición de Dios! – Bosquejos